3A9A9549.JPG

Este es un dispositivo médico con el que puede realizar la mioestimulación. Se expresa en el hecho de que una persona se ve afectada por pulsos de corriente con diferentes frecuencias. Con este dispositivo, puede realizar otros procedimientos. Todo depende de la frecuencia y la fuerza que la corriente afecte a una persona. A partir de esto, se determina el efecto ejercido por el dispositivo.

Miostimulyator: un asistente indispensable para quienes se ven obligados a llevar un estilo de vida sedentario. Ayuda a personas con discapacidades, personas con discapacidades o solo a aquellos que les resulta difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio en el gimnasio o en casa.

El principio de funcionamiento de cualquier estimulador muscular es simple: con la ayuda de impulsos eléctricos, estos dispositivos actúan en partes seleccionadas del cuerpo, lo que lleva a una contracción y relajación muscular alternativas. Como resultado, estos últimos se aprietan, fortalecen, adquieren el tono deseado.

Por cierto, de esta manera es muy conveniente tensar los grupos musculares, que son difíciles de influir durante los entrenamientos normales. Por ejemplo, los muslos internos.

Se cree que los estimulantes musculares ayudan a perder peso. Esto no es del todo cierto, ya que solo por el uso de tales dispositivos, el exceso de grasa no se resolverá. Pero en combinación con las dietas, estos medicamentos pueden tener cierto efecto, porque mejoran la circulación sanguínea y el flujo linfático, aceleran el metabolismo y esto contribuye a una mejor quema de los tejidos grasos.

Otra propiedad útil de los mioestimulantes es que pueden suavizar las manifestaciones del lumbago, reducir el dolor muscular en la columna lumbar, cervical y torácica y ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones.

Sin embargo, existen contraindicaciones para el uso de estos dispositivos. La exposición a estimulantes musculares está prohibida para enfermedades cardíacas y trastornos circulatorios, oncología, adicción al alcohol y las drogas, procesos inflamatorios purulentos agudos. El dispositivo no debe ser utilizado por mujeres embarazadas, personas con urolitiasis y colelitiasis, con enfermedades renales graves, un marcapasos implantado, problemas del tracto gastrointestinal, trastornos mentales, tromboflebitis, tuberculosis pulmonar y renal activa, así como con gripe u otras enfermedades virales.